viernes, 29 de junio de 2012

CONFESIÓN EXTREMA


CONFESION EXTREMA
DÍA III

Hoy he sentido en carne viva que mi llanto es otro, el conocerte ha sido para mi un despertar a lo desconocido, me desespera pensar que puedo perderte sin haberte tenido y que la vida sería injusta conmigo si ni siquiera te doy un beso, hoy ya han pasado tres días y no se nada de ti, eso me preocupa, estoy desesperado, casi al bode del delirio, agonizando de amor, muriendo paulatinamente por ti... ¡Por fa ayúdame, no me dejes morir!

Hoy al mirar por ultima vez el cielo azul sin nubes y de un azul eléctrico, quiero gritarte sin llaves, puertas o cerrojos que cierren detrás de si lo que siento, que muero por verte,  es mi deseo profundo, mi antojo intenso.

He querido amor mío por ti romper el tiempo en mil pedazos, rasgar el cielo hasta sus cimientos, volverlo en dos retazo para verte, siento que  el corazón tembloroso y  dolido lo he entregado a las sombras de mi quimera, cultivada con tus recuerdos,  buscando a ciegas que mitiguen el dolor y su tristeza

He querido decirte lo que siento ilusionado, soñando despierto, decirte que no puedo dormir en mis noches de ansiedad y que muero pensando cada segundo en tu persona, solo puedo oír en mi anclada soledad,  el clamor de mi verso en un constante quejar de mi alma que se seca como un manantial sin tu lluvia,   ese arroyo árido refleja un espejo negro, turbio y empañado vuela con las penas de  una sombra tenebrosa,  cuya esta planeando al borde de un abismo sin fin.  Sin explicación alguna  he podido verter mis lágrimas en sus desfiladeros asidos por el llanto mas reconstruido y trágico.

Nunca te imaginarás cuando deseo que bebas de mi quebranto para que comprendas cuanto le amo,  que escucharas mis palabras muertas de miedo y dijeras ahora ¡Detente no te vayas! ¡Quédate conmigo!

Quizás el llanto de mi corazón afligido y necesitado, refleje como un espejo  lo que siento a veces en manera duplicada,  tu eres esa mujer que mantienes viva mi vida solitaria, apresúrate,  el llanto vuelve, necesito tu consuelo. 


Cley en esta soledad que me presiona entre cuatro paredes silenciosas:

¡ Grito !

¡Te nombro !

Te busco y eres lo más que deseo
¿No sabes cuánto?
soy solo soy arterias rotas, vagabundas, solitarias, buscando anidar en tu consuelo
Naces y creces profunda en mis días  ¡Por eso te amo! Quisieras que oyeres mi clamor  y me ayudes a sobrevivir, creo decirte que a veces no existo, la vida vas donde te diriges... 


Sin ti las horas están congeladas… …

Suspiro… …

y pienso mas en ti

Eres la sabia misma de mi sangre
la raíz
el agua
el fuego
la luz
y la vida...

pienso mas en ti, se me alboroza el pensamiento , te siento cerca y tiemblo, me retuerzo en las penumbras de mi tristeza, lágrimas de arterias que lloran, brotan como sabia ensangrentada de mis ojos, siento que no estás y eso liquida mi esperanza, todo es agonía, todo se muere con los días…

Pienso en ti y algo me dice que te sigo queriendo con infinidades de sentimientos juntos,  ¡Grito con más fuerza!!!!!!!  Quisiera que oyeras mi grito, ¡¡¡¡Es amor!!!!,  es eso solo eso, amor puro y sincero...

El tiempo pasa cual sudario imaginario, estoy llorando de pensamientos, me embriago más de ti y ya no puedo más, he de fallecer amándote….

¡Te quiero “muchachita” mía ¡!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada