viernes, 19 de octubre de 2012

MI CORAZÓN ES COMO UN ROBLE MACHO



MI CORAZÓN ES COMO UN  ROBLE MACHO

El roble común es árbol robusto y puede llegar a una altura de 5 a 45 m, este árbol frondoso pertenece a la especie de la Familia: Fagaceae.  Entre la espesura crece con un tronco firme y sin ramificaciones hasta los 15 m. Cuando se halla aislado, su copa se hace ancha irregular con ramas tortuosas, nudosas y acodadas que proporcionan escasa sombra. Aunque su crecimiento es paulatino, salvo en condiciones favorables, crece hasta los 200 años y alcanza fácilmente los 600 años de vida.

Un roble después que cae a tierra, sobrevive durante años en su eterno descanso. Su madera es tan dura y de un hermoso color rojizo y de textura brillante, cuya jamás muere corrompida por la lluvia, la humedad constante, entre aguas, el sol, las inclemencias del deterioro gradual del ambiente o de los insectos y depredadores de la madera en putrefacción.

Al pasar el tiempo se cubre con un revestimiento de desechos ambientales,  cual se forma a su alrededor como un escudo protector que le cubrirá su viejo corazón durante siglos y es posible que llegue a fosilizarse si queda sumergido en tierras cálidas. El corazón viejo del Roble caído,  soportará todo tipo de inclemencia y sin perder una pizca de su belleza interna, continuará latiendo hasta después de miles años de haber fallecido.

Así es paso en mi corazón, estuvo cubierto con los desaires y heridas del pasado, pero siempre estaba intacto, fuerte y oloroso como el roble, su solidez era tan ancha y duradera que hoy aun después de tantos años, oculto bajo las sombras del olvido, Cley le ha encontrado y  lo ha limpiado de su escudo protector que lo mantenía sumergido en las ruinas de su tristeza y lo ha pulido con su amor, con sus detalles precisos, con sus palabras sentidas, con su amor verdadero, esa mujer se  ha hecho de mi corazón un árbol nuevo que late con sus latidos y camina con su vida…

Agradecido de tu amor, adorada mía…Mi Corazón de roble es tuyo, te pertenece. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada