sábado, 6 de diciembre de 2014

EL ORDEN DEL FACTOR NO ALTERA EL PRODUCTO

     Mujer te creo a ciegas, he depositado mi confianza, mi vida y mi querer a tus pies, porque os amo como jamás podía haber amado a fémina alguna en este mundo.

    Sé que mis días se van, están contados y solamente deseo con gran anhelo, fallecer a tu lado, somos una combinación matemática inseparable, estamos combinados como el 2, anudados en un solo cero y enlazados como un 8, siempre vamos juntos de lado a lado como el 11, apasionados como el 69 y de frente a frente como el 57 para no darnos nunca la espalda como el incómodo y bélico 95.

    Un día de alegría llegara nuestro primer fruto de amor, serás el 6 y yo el 7, que es igual al número 67. Después que la cuenta suba de 2+1 y seamos 3 y se sumen más hijos,  estaremos siempre unidos, yo protegiéndote y tu amándome cada día mas y mas.

     Después que pasen los años moriré feliz a tu lado, y cuando ya no existas, yo seré el número antes del cero y si vives muchos días después de mi extinción, quedarán los mejores recuerdos y seguirás siendo mi combinación matemática perfecta: 0 + 1 = 1, porque el orden del factor no altera el producto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada